Historia  
Polifónicos
LA MÚSICA VOCAL DE SAN FERNANDO 1897-2012

No puedo por menos que Atender la solicitud que mi amigo Mane Cano me pide para hacer una semblanza de lo que musicalmente recuerdo desde mi incursión en la música y de lo poco que he podido recopilar desde entonces. Anteriormente a mi entrada en ella, la historia musical de San Fernando se me escapa totalmente y solo encontré este artículo en la web que puede aclarar bastante al respecto.

El güichi de Carlos

Como bien se puede deducir por ello, la Academia de música de San Fernando hizo una gran labor en su día, dando paso a la desaparecida Schola Cantorum que entre otros directores tuvo a D. Rafael Márquez Galindo. Rivero, Marasi, Belizón, Piñero (forito), María del Carmen López (organista), Paco Gutiérrez, etc., componían este grupo de voces graves que tanto trabajó por la música vocal en San Fernando.

Estamos hablando de los años 50 y quizás anteriores. Lógicamente yo aún no había nacido cuando estas personas ya defendían y enarbolaban la bandera de la música en nombre de los isleños.

Desde mi llegada a la música (aproximadamente con 16 años 1972) puedo relatar o comentar (previa advertencia de errores y omisiones por falta de datos escritos) el movimiento local de coros en San Fernando. Sabemos que salvo la ya mencionada Schola, los coros parroquiales eran las únicas agrupaciones que mantenían viva esa llama, la Iglesia Mayor, Pastora, Santo Cristo, San Francisco y El Carmen estaban dentro de ese grupo de coros. El más nombrado y destacado de esas fechas por su juventud, variedad de obras y número de componentes era el Coro Isla de León, fundado en 1969 por Francisco García Ramírez, organista y sacristán de la Iglesia Mayor.

 

Tenía su sede en el primer templo isleño como coro parroquial y al mismo pertenecí entre los años 1974 al 1978. Este coro fue vivero de una gran parte de los músicos que hoy en día forman parte de conservatorios, coros parroquiales, de carnaval, agrupaciones musicales, bandas etc. Manuel Pérez Rodríguez, Rosa María de Alba, Alfonso Serrano Cano, los desgraciadamente desaparecidos (Germán Albalate y Pepe Hurtado), Antonio Pérez Cruceirao el que les escribe, Francisco J. González García, son entre cientos de personas, algunos de los nombres de los cuantos que componíamos este en su día famoso coro. Misas, salmos, zarzuelas, obras populares, canción folk, eran su variado repertorio.

De ahí y del coro parroquial de la Pastora al que pertenecían miembros de la familia Duboy Castejón surge en 1978 la Masa Coral del Centro Cultural de San Fernando, tras la iniciativa de José Belizón Muñoz y otros benefactores de la música isleña. Reunió a algunos de aquellos antiguos componentes de la Asociación Musical isleña, Schola, etc. Dirigida desde su fundación por Félix Antonio Velasco Sánchez-Mayoral, esta agrupación cambiaría luego su nombre por la de Asociación Coral de San Fernando y fué durante ese periodo el referente músico-vocal isleño. Posteriormente estuvo a cargo de Manuel Pérez Rodríguez, de un servidor Francisco J. González, durante 23 años hasta 2010, y posteriormente en un periodo de año y medio entre 2010 y 2012 por Ángel Sánchez, Pilar Luque y José Manuel Barrena.

Remontándonos en la historia de la coral y paralela a ella en el tiempo, se fundaron el grupo Vocal Scandicus ( 1985 a 1991) , dirigido por Manuel Pérez. Luego, una vez desaparecido éste seguiría su andadura como Coro de la Vera+Cruz encabezado por Antonio Pérez Cruceira.

El Parroquial del Carmen se movía desde los años setenta con conocidos isleños como Antonio Moreno. En la década siguiente la Madre Regla de la Compañía de María nutre de jóvenes a la agrupación, que pasa a estar dirigida por Maribel Quirós y María del Carmen García Glaría. Es el germen del actual Coro Carmelitano San Juan de la Cruz, que toma este nombre en 1992 con el inicio de la composición de su Misa Carmelitana. José Manuel Barrena lo dirige estos años. En la actualidad está tutelado por María Eugenia Perales.

Ya muy posterior en el tiempo (septiembre de 2010) se funda el Coro Polifónico Virgen del Amor al cual y gracias a Dios tengo el honor de dirigir en la actualidad y con el que espero finalizar mi andadura musical por esta vida cuando Él lo desee.

Todos nosotros, los que formamos hoy día este enorme grupo de cantores vocacionales, estamos agradecidos a lo que nos precedieron en estas labores sacrificadas y a la vez gratificantes, sin ellos hubiese sido imposible llegar a este movimiento de coros dentro de La Isla. Espero haber dado un poco de luz sobre el tema y en esa idea me he movido sin perjuicio de cuantas personas o entidades, sin intención, haya podido obviar.

Un saludo a tod@s y que nuestras voces sigan llenando el espacio de nuestras vidas y de todas aquellas personas que junto con nosotros disfrutan de ello.

 

Francisco José González García